Comprueban investigadores el beneficio de aplicar cal al cultivo de camarón de estanque

El uso de cal en el cultivo de camar�n de estanque beneficia la producci�n de esta especie y mantiene bajo los niveles de concentraci�n de bacterias afirman docentes del Departamento de investigaciones Cient�ficas y Tecnol�gicas de la Universidad (Dictus) en un estudio.

Mart�n P�rez Vel�zquez, responsable del proyecto, coment� que la investigaci�n surgi� a petici�n de una compa��a sonorense dedicada a la producci�n de cal en diversas presentaciones e interesada en conocer cient�ficamente los efectos de dicha sustancia en la acuacultura.

Los resultados arrojaron que al usar cal (�xido de calcio) se tuvo una producci�n de 3.35 toneladas de camar�n por hect�rea, mientras que al adicionar calhidra (di�xido de calcio), el rendimiento fue de tres toneladas por hect�rea y en ambos casos el tiempo de cosecha fue de 20 semanas.

Tambi�n observaron que la cal beneficia la formaci�n de la c�scara que recubre al camar�n, �la cal se usa en los estanques como desinfectante del agua y un agente estabilizador del PH de la misma�, explic� P�rez Vel�zquez.

Mencion� que algunos productores utilizan otro tipo de productos como los probi�ticos o desinfectantes qu�micos para obtener los mismos beneficios de la cal, �pero nuestros resultados arrojaron que es mejor la cal�.

La cal (�xido de calcio) es un producto en bruto, explic�, mientras que calhidra (bi�xido de calcio) es resultado de un proceso de hidrataci�n y ambas opciones ayudan a un buen control de las bacterias, principalmente las de tipo vibrio que provocan mortandad en la producci�n.

Subray� que antes del citado estudio no se contaba con informaci�n seria al respecto, s�lo referencias aisladas del uso de cal en peceras peque�as o en estaques a baja escala, �fue un reporte positivo ya que los estudios los realizamos en estanques de escala comercial a cielo abierto en la Unidad Experimental del Dictus en Bah�a de Kino�.

 

RESPONSABLE DE ESTA PUBLICACIÓN
DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN

¿Y tú, qué opinas?